PROTESTAS 2017

VENEZUELA

Una serie de protestas en Venezuela se dieron inicio el 12 de febrero de 2014 contra el gobierno presidido por Nicolás Maduro. Sin embargo, las mismas ya tenían varias semanas de haber comenzado en la ciudad de Mérida desde el 5 de enero84​85​86​ tras la muerte del bachiller Héctor Moreno de la Universidad de los Andes-Mérida, para luego intensificarse el 4 de febrero87​ en San Cristóbal estado Táchira tras el intento de violación de una estudiante de la ULA-Táchira y el 12 de febrero en la capital, Caracas, y el resto del país, como consecuencia de la delincuencia, alta inflación y escasez de productos básicos. Los manifestantes alegan que estos problemas han sido causados por políticas económicas adoptadas por el Gobierno venezolano —entre ellas los estrictos controles de precios—, que han ocasionado en el país la inflación más alta del mundo. A esto se le suma el alto índice de inseguridad, que deja un saldo de 206 venezolanos asesinados durante el periodo de gobierno de la revolución bolivariana hasta 2013.

 

El 12 de febrero de 2014, la ciudad de Caracas se sumó a las protestas convocadas por los líderes de la oposición venezolana Antonio LedezmaMaría Corina Machado y Leopoldo López y organizadas en conjunto con movimientos estudiantiles. Se realizan en varias ciudades del país, y entre las motivaciones alegadas por los manifestantes opositores figuran el descontento ante la vulneración de los derechos civiles («suspensión de garantías»), la escasez crónica de productos básicos, altos niveles de violencia delictiva99​ e injerencia de Cuba en la política de Venezuela.

A la par de las manifestaciones de oposición, el Gobierno convocó marchas a su favor en Caracas y en otras ciudades.El Ejecutivo afirma que no se han suspendido garantías y que en Venezuela se vive el pleno ejercicio de las libertades civiles constitucionales.El gobierno de Maduro identifica a los manifestantes y líderes opositores que, según el discurso oficial, promueven violencia y odio como «fascistas».

Las manifestaciones y disturbios dejaron solo en el año 2014 un saldo de 43 fallecidos (oficialistas, opositores, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana entre otros), más de 486 heridos y 1854 detenidos, según informe de la Fiscalía General de la República, mientras el Foro Penal Venezolano documentó 33 casos de tortura.